viernes, 11 de julio de 2008

Gargajo mental

Los dos miembros más ancianos del pueblo, Ramón y Jacinto, discuten en el bar acerca de determinadas cuestiones:

-¿Quieres más café, Ramón?
-Quiero más café, Jacinto.
-Lo que te decía antes, las nubes algún día…algún día…
-Aprenderán a hablar.
-Como aquel niño, el hijo de la Sofía, la niña de Manuel, el que dice ser primo del Pastor.
-¿Enagenaro?
-No, no. El otro.
-Tenía dos perros muy bonitos.
-Como las piernas de la Piluca.
-Que tiempos aquellos…
-La verdad…es que era una buena zagala.
-La mentira es que era una santa.
-La Semana Santa que viene yo me voy de aquí.
-Igual te vas antes.
-Igual no.
-¿Quieres más café, Jacinto?
-Quiero más café, Ramón.
-Lo que no te conté el otro día, el suelo algún día…
-Aprenderá a callar cuando llueve.
-Como el perro de Alvariño, el hermano de Castro, el que dice ser del cuerpo.
-¿De bomberos?
-No, no. El otro.
-Tenía dos niños simpatiquísimos.
-Como las primas de Lucita.
-Vaya mozas
-La verdad…se me ha olvidado lo que te iba a decir.
-¿Quieres más café, Ramón?
-Quiero más café, Jacinto.

Y así, día tras día, los dos miembros más ancianos del pueblo, Ramón y Jacinto, discuten en el bar acerca de determinadas cuestiones.



By Charless

1 comentario:

chm dijo...

¿Quieres dormir, Jacinto?
Quiero dormir, Ramón.
Te iba a contar que si yo fuera...
Si yo fuera culo ...
Como Rafaella Carrá.
Explota.
Explótame
Explo...
Explota, explota mi corazón.